Hombres armados se apostan en casa de esposa de sindicalista asesinado

Publicado: 13 marzo 2010 de Centro Independiente de Noticias en DD.HH./Violaciones, denuncias, latinoamerica, [Golpe de Estado en Honduras]
Etiquetas:,

[Honduras / Defensores en Línea]

Viernes 12 de Marzo de 2010

Dina Meza

Tres hombres fuertemente armados llegaron el viernes pasado a unos pasos del portón de la casa de la familia de Julio Fúnes Benítez, Sindicalista que fue asesinado el pasado 15 de febrero de este año, lo que ha provocado mucho temor y la sospecha de que pudieran atentar contra la vida de un pariente del asesinado, según denunció.

El lunes 15 de febrero fue asesinado Funes Benítez por hombres en motocicleta, él era un luchador social que dijo haberse incorporado decididamente a la protesta popular, “por aquellos que no quieren luchar”.

De acuerdo a las versiones de personas allegadas al occiso, ese día la policía de la zona no atendió la denuncia sobre el asesinato, eso contribuyó para que los ejecutores salieran tranquilamente después de cometer el crimen, a pesar que la calle solo tiene una salida, la actitud policial pareciera que linda con la complicidad, pues se trataba de un hecho criminal y no actuaron.

Doña Lidia, quien es la esposa de julio, relató que tienen mucho temor por la vida tanto de ella como la de sus tres hijas, pues la presencia de los extraños puso en alerta a toda la colonia Brisas de Olancho donde ellas residen, y según relatos de muchas personas los tres hombres tienen las mismas características de los asesinos del sindicalista.

En esa comunidad muchas personas estaban en resistencia, se reunían en el parque donde dialogaban sobre las acciones que se realizarían en el Frente Nacional de Resistencia Popular, FNRP. Este parque está ubicado a escasos pasos de la posta policial, cuyos policías no atendieron los gritos de auxilio de las hijas del difunto, quienes les rogaron detener a los asesinos que no pudieron haber escapado si hubiese habido diligente de parte de los agentes, pues la colonia solo tiene una salida.

Doña Lidia denunció que unos días antes del asesinato de su cónyuge un hombre permaneció vigilando la casa y llegó al extremo de casi meter la cabeza por el muro, “yo pensé que podría ser un ladrón pero ahora sé que era vigilancia sobre mi esposo”, dijo muy acongojada.

Aparentemente también estarían tras la vida de la profesora Agustina Hernández, directora Escuela Reinado de España en la colonia Brisas de Olancho, quien participaba de las marchas de la resistencia.

Defensores en Línea
http://www.defensoresenlinea.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s