Crisis humanitaria en San Juan Copala

Publicado: 17 junio 2010 de Centro Independiente de Noticias en análisis, DD.HH./Violaciones, denuncias, México, represión/paramilitares
Etiquetas:

[México / Desinformémonos]

Crisis humanitaria en San Juan Copala
“Nos están matando poco a poco”

El objetivo de las caravanas es llevar víveres y romper el cerco, pero también “documentar la situación para que el mundo conozca la realidad a través de la voz de la gente de la comunidad”.
Matteo Dean

Vivir en San Juan Copala, hoy, “es estar muriendo en vida. Hay un verdadero estado de sitio organizado por los paramilitares que rodean la comunidad y la están matando poco a poco”. Según Marcos Albino, miembro de la delegación del pueblo triqui presente en la Ciudad de México para promover la causa del municipio autónomo, la situación que vive San Juan Copala desde noviembre del año pasado “es una crisis humanitaria” que es urgente atender.

Coincide con él David Venegas, del colectivo Voces Oaxaqueñas Construyendo Autonomía y Libertad (VOCAL): “El atentado del 27 de abril pasado llamó mucho la atención de los medios y de la opinión pública”, sin embargo “esta atención poco se ha concentrado en la crisis humanitaria de grandes proporciones que vive el municipio autónomo”. Dicha situación, según el activista oaxaqueño, no se acabó el 27 d abril sino al contrario “se fortaleció tras el atentado”.

A pesar de lo anterior, Marcos Albino aclara que la autonomía de San Juan Copala no está en discusión y que ésta significa, antes que nada, independencia de los partidos políticos y de sus tiempos electorales. “Ya tuvimos experiencias amargas con los partidos como para caer otra vez en ese juego”, explica.

Descarga el documento de VOCAL, 27 de abril, 2010. La Emboscada en formato .pdf aquí.

El aislamiento

Entrevistado bajo las lonas del plantón que los integrantes del municipio autónomo de San Juan Copala mantienen en el zócalo de la Ciudad de México, Marcos Albino cuenta la larga campaña de difusión que emprendieron a partir de noviembre del año pasado: “Son seis meses que estamos fuera de nuestra comunidad tratando de dar a conocer nuestra situación”. En este largo periodo, relata, “no he vuelto a pisar mi comunidad”.

El municipio de San Juan está completamente cercado por los grupos paramilitares de la Unidad de Bienestar Social de la Región Triqui (UBISORT) afiliados al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y en particular al actual gobernador del estado, Ulises Ruiz Ortíz. Albino explica que “el municipio está cercado por grupos armados. No podemos transitar, no hay comunicación con los compañeros de allá”.

Para llegar al municipio, describe, tienen que pasar por un pasaje en el bosque para evitar a los paramilitares. “Pero aún así los encontramos”, aclara. Desde noviembre no hay luz en las comunidades del municipio, ni agua potable. A esto se añade la falta de condiciones para comprar víveres en zonas comerciales de la región.

Aunado a lo anterior, Albino señala que los niños “no están teniendo educación y no hay centros de salud que nos atiendan. Estar ahora en San Juan Copala –advierte- “es como estar muriendo en vida”.

Acerca de la campaña de medios que el gobierno del Estado ha instrumentado en contra del municipio autónomo, Albino señala que “el gobierno estatal trata de crear confusión acusando al municipio (de San Juan Copala) de querer crear autoatentados”. El objetivo de las caravanas, entonces, es llevar víveres y romper el cerco, pero también “documentar la situación para que el mundo, la gente, vea lo que es la realidad a través de la voz de la gente de la comunidad y no sólo por mi testimonio”.

La misma preocupación expresa Venegas, de VOCAL, quien dice que es el Estado de Oaxaca el que está detrás de la violencia paramilitar y que éste ya encontró una explicación y una estrategia comunicativa para defenderse a nivel internacional: decir que es el mismo municipio quien busca ser mártir y organiza la violencia en su contra. Lo anterior, afirma, “para justificar una posible militarización del territorio para poder acabar con la experiencia autónoma”.

Tras el atentado, más violencia

David Venegas, de VOCAL subraya que la violencia, tras el atentado del 27 de abril pasado en contra de la caravana de observación de derechos humanos, no ha disminuido sino, al contrario, se ha incrementado. Prueba de ello son los dos ataques que sufrieron los indígenas del municipio autónomo en el curso del mes de mayo. Marcos Albino detalla también el secuestro que se realizó en contra de “11 compañeras que trataron de llegar a la cabecera municipal de Juxtlahuaca para comprar víveres”. Fue el 15 de mayo pasado cuando 35 mujeres triquis de San Juan Coapala trataron de romper el cerco al municipio autónomo “pues ya es imposible vivir en esas condiciones”.

Al llegar al municipio, dos integrantes del grupo son rodeadas por hombres armados y llevadas a las instalaciones del municipio para que las recibiera el dirigente de la UBISORT, Rufino Juárez. Ahí, tras ser amenazadas de muerte y recibir la advertencia de que no volvieran porque podrían sufrir alguna emboscada, las dos logran escaparse y reunirse con sus compañeras. A este punto, cuenta Albino, las mujeres logran comunicarse con las autoridades del municipio autónomo quienes de inmediato exigen protección al Secretario de Gobierno del estado de Oaxaca, Evencio Nicolás Martínez.

La protección llega hasta el día siguiente bajo forma de una comisión de derechos humanos del estado y algunos policías. Los uniformados, según el testimonio de Albino, llevaron a las indígenas triquis sólo hasta la comunidad de Yosoyusi. En este punto, relata Albino, los funcionarios del gobierno afirman: “las mujeres ya están en su territorio, ahora es su responsabilidad”. La situación se complicó mucho, pues las mujeres ya querían y necesitaban reunirse con las familias y los hijos dejados tres días antes en sus casas, sin embargo no había medios para transportarlas.

Finalmente, el grupo decidió marcharse por la carretera federal rumbo a su comunidad de origen, a casi una hora de distancia en automóvil. Albino no esconde su enojo: “Sabían dónde las estaban dejando, sabían perfectamente que entre la localidad en donde las dejaron y su casa estaba La Sabana, la comunidad en donde se dio el atentado del 27 de abril”. Una provocación, según el integrante del municipio autónomo, que surtió su efecto: la larga marcha de las 35 mujeres fue interceptada por un grupo armado de la UBISORT, quien retuvo a 12 de ellas por el lapso de poco más de diez horas en condiciones de amenaza, arrodilladas y encaañonadas en las instalaciones de un cuartel militar abandonado.

Tras la liberación de las mujeres triquis, la violencia no paró. El 20 de mayo, Timoteo Alejandro Ramírez, dirigente del municipio autónomo de San Juan Copala, y su esposa Cleriberta Castro, fueron asesinados en su propia casa “por unos sicarios que los testigos oculares identificaron como integrantes del Movimiento de Unificación de Liberación Triqui (MULT) cercano a la UBISORT”. Marcos Albino recuerda que “Alejandro Timoteo era uno de los mayores impulsores de nuestra autonomía”. Su muerte “es algo muy triste para nosotros, pues era un punto de referencia para quienes creemos en la justicia y en el autogobierno”. Y aprovecha para recordar que desde la declaración de autonomía del municipio de San Juan Copala, el primero de enero de 2007, y hasta la fecha, la experiencia autónoma de los triquis de Oaxaca ya ha sufrido más de 30 asesinatos.

La autonomía

David Venegas, quien participó a la caravana que el 27 de abril fue brutalmente atacada por los paramilitares de la UBISORT, explica que en este momento en Oaxaca, “en donde las heridas del 2006 están aún abiertas”, la experiencia de San Juan Copala es muy importante porque es producto de la insurrección del 2006; en parte es el resultado de la acumulación del pueblo triqui que ha aprendido que la autonomía es el mejor camino para vivir afuera del capitalismo. “El ataque a San Juan Copala -continúa- es importante para el gobierno, que no quiere que esa experiencia se convierta en un precedente exitoso, un ejemplo para las demás comunidades indígenas y organizaciones populares que haga perder el control político en el territorio”.

Para “los autónomos”, dice Marcos Albino, “la autoridad es la base, la asamblea general”. Dicha asamblea, detalla, elige a sus representantes, al presidente municipal autónomo, a su suplente, etcétera. “Pero ellos no son la autoridad, esa es la gente. Es la gente que da el sí o el no para que las cosas se hagan”. La asamblea se reúne cada mes o cada quince días según la necesidad. El cargo se le asigna a una persona. Albino aclara que “si ésta no acata las decisiones de la asamblea, se le retira (el cargo) y se cambia al responsable. Esta es para nosotros la autonomía”.

Para el entrevistado, autonomía significa también distancia de los partidos políticos. “No nos interesa el 4 de julio”, es decir el día de las próximas elecciones para gobernador del estado de Oaxaca. “No tenemos tiempos electorales, no nos importan”, insiste, y añade que si a los partidos les interesa (la elección) “que hagan lo que quieran pero no nuestro municipio”. Para los autónomos todos los partidos son iguales, ya que “hemos tenido muy amargas experiencias con estas cosas como para recaer otra vez”.

No obstante lo anterior, Albino afirma que “lo que sí nos interesa de este proceso es el hecho que para sus elecciones nos están amenazando a nosotros, están presionando a las comunidades triquis y al municipio autónomo. Eso sí nos preocupa”. Por esta razón “no estamos impidiendo que se solidarice con nosotros quien quiera hacerlo, pero no permitirán a nadie llevar sus banderas o símbolos de partido: Si son diputados o senadores no nos importa, pero que no lleven sus banderas. Si no quieren hacerlo por nuestra autonomía, que lo hagan por la gente que sufre el día de hoy”.

Acerca de la relaciones entre la base (asambleas general) y sus representantes, Marco Albino es claro: “Esta es la diferencia que tenemos con el MULT y con la UBISORT: sus líderes hacen y deshacen según su gusto, sin consultar a la gente”. Sin embargo, le apremia también aclarar que “siempre lo hemos dicho: la gente no tiene la culpa. Es como el caso del MULT: la gente no tiene la culpa, la responsabilidad es de los dirigentes, de los líderes, son ellos que están manejando mal a la organización, no la población triqui”.

Marcos Albino concluye que lo único que quieren es vivir en paz y libres. “No les estamos quitando el dinero ni el poder, no les pedimos nada. Simplemente queremos que nos respeten y nos dejen autogobernarnos”. Y pregunta: “¿Qué conoce un gobernador en Oaxaca de la vida de los de abajo? Ellos van por el poder y por el dinero, cosas que a nosotros no nos interesan”.

Desinformémonos
http://desinformemonos.org/

Anuncios
comentarios
  1. sergio rodriguez dice:

    ola soy sergio y quiero desirles desafortunadamente las luchas no son fasiles y creo que el govierno nos ha hecho caso nunca y ni le intereza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s