Un Estado de muerte ante las alternativas de la memoria

Publicado: 8 julio 2012 de Centro Independiente de Noticias en DD.HH./Violaciones, denuncias, México, [chiapas]

[México / Yorail Maya]

Por yorailmaya

Hoy día vivimos un escenario de emergencia nacional, guerra e impunidad, donde la percepción es la pesadilla como cotidianeidad de la cual no podemos despertar, en donde los que gobiernan a México -encabezado por Felipe Calderón-, están empecinados en sembrar más muerte y violencia por su afán de poder y control.

A lo anterior si le sumamos los sucesos históricos como es la herida abierta de la guerra sucia, la guerra de baja intensidad, la guerra integral de desgaste en todo el territorio mexicano, que generó un Estado de muerte y terror, concluimos que tenemos varias décadas en donde los gobiernos han sido los enemigos de quienes habitamos este territorio llamado México. Por una parte el único interés de los gobernantes ha sido signado en su actuación por la represión, para el control social y por otra parte la protección a la política neoliberal, en su afán reproductor y de acumulación de bienes y riquezas.

En Chiapas los asesinatos, desapariciones forzadas, desplazamientos forzados, la cultura de la masacre como la de: Wolonchán, Acteal, Viejo Velasco, Chincultik y otras tantas acontecidas desgraciadamente en estas tierras, aunado a los crímenes de lesa humanidad cometidos en la zona Altos y Norte con los grupos paramilitares, son un ejemplo de esta estrategia de muerte y desolación.

Ante estas infamias, los pueblos paso a paso generan alternativas, caminan la memoria como pensamiento, en la construcción de una justicia vivida desde su integralidad como pueblos.

Ahora vemos a los pueblos que son el sujeto histórico que se organizan, que tienen su propia voz, reclaman y actúan, señalan a los responsables y sus responsabilidades; son quienes juzgan a través de una justicia integral, que no sea punitiva, vengativa, sino restaurativa, reparativa, que sirve para sanar, para construir una nueva sociedad, nuevas alternativas en su carácter de ejercicio pleno de derechos, en la autonomía y en la esperanza.

En el marco de la construcción de derechos, lucha contra la impunidad y una justicia alternativa, desde el mes de octubre del 2011 se instaló en México el Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP), un tribunal internacional heredero del Tribunal Penal Internacional “Tribunal Russel” que se creó en el 1967 para juzgar los crímenes de guerra cometidos por parte de los Estados Unidos durante la guerra en Vietnam.

El TPP se creó en el 1979 en Italia, desde la Fundación Internacional Lelio Basso por los Derechos y la Liberación de los Pueblos, fundada en el 1976 e inspirada a la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos de Argel. El Tribunal en el curso de sus años se pronunció en los casos del Tíbet, Sahara Occidental, Argentina, Eritrea, Filipina, El Salvador, Afganistán, Timor Este, Zaire, Guatemala, por el genocidio Armenio, la intervención de Estados Unidos en Nicaragua, por el Amazonia brasileña y Colombia. El TPP es un tribunal que está renombrado por su calidad e integridad moral, por la importancia y calidez que reposa en sus garantes.

Actualmente instalado en México, su trabajo se verá reflejado en el juzgar los casos de crímenes de lesa humanidad y violaciones a los derechos humanos cometidos en el Estado mexicano en la implementación de una política neoliberal reflejada en acuerdos y tratados internacionales de libre comercio.

Ante este escenario, resulta de suma importancia la participación y el involucramiento de las personas, de los pueblos en la construcción de la justicia, en respuesta a esta situación con la mirada vuelta a su pasado. Lo que sucedió en los diferentes momentos de la historia, los hechos criminales, el porqué se cometieron, cual fueron los factores detonantes de tal situación. Las reflexiones con las víctimas, la evidencia de cual derecho se violó, según cuanto establecido en los instrumentos internacionales, así desde la perspectiva la filosofía de ser pueblo.

Las personas se reúnen, crean espacios de reflexión individuando los daños sufridos, las responsabilidades, cual y como debería ser la justicia, la reparación del daño y la preparación del caso ante una audiencia integrada por jurados provenientes de diferentes partes del mundo y referentes dignos, por su calidad moral, de la sociedad en general.

En el curso de este proceso el 28 y 29 de mayo de 2012, se celebró en Ciudad Juárez, Chihuahua la audiencia general introductoria del TPP, donde representantes y sobrevivientes de crímenes de guerra, lesa humanidad, feminicidios y violaciones a los derechos humanos, presentaron sus casos, además se presentó una acusación general del título, “El despojo y depredación de México. Libre comercio y desviación de poder como causas de la violencia estructural, la impunidad y la guerra sucia contra los pueblos de México” con la que se dio arranque al enjuiciamiento del Estado mexicano, que culminó con un dictamen final emitido por los jurados en condena del Estado mexicano.

http://yorailmaya.wordpress.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s