LGBT: de marchas y derechos

Publicado: 29 agosto 2012 de Centro Independiente de Noticias en análisis, DD.HH., DD.HH./Violaciones, internacional
Etiquetas:

[Internacional / El Turbión]

Por: Ricardo Montenegro Vásquez* – agosto 12 de 2012

El 28 de junio de 1969 en el bar Stonewall Inn, lugar donde se concentraban a compartir tranquilamente homosexuales, bisexuales y transexuales de Nueva York, se presentó una violenta redada policial que terminó en una revuelta por la serie de insultos y agresiones a los clientes del local por el mero hecho de su condición sexual. Ya en varias ocasiones la policía había entrado al local a hacer controles de drogas y licores, pero en esa ocasión las requisas no fueron respetuosas y esto originó la protesta. Durante tres días policías y grupos de gays, lesbianas, bisexuales y transgénero, en compañía de estudiantes que apoyan los derechos de la comunidad LGBT, se enfrentaron violentamente. El resultado fue de 1 persona muerta y más de 300 detenidas, lo que generó ira y descontento en los defensores de los derechos humanos.

Como consecuencia de la protesta, las políticas gubernamentales de la ciudad de Nueva York, relacionadas con intervenciones policíacas en establecimientos homosexuales, fueron revisadas y enmendadas para lograr un trato igualitario. Durante el verano y otoño de 1969, cinco frentes de liberación gay se crearon en Nueva York, Berkeley, Los Angeles, San Francisco y San José. A finales de los 70, 300 frentes de liberación gay fueron creados. La primera conmemoración de la rebelión de Stonewall fue en agosto de 1969 en la ciudad de Nueva York. A esta conmemoración le seguirían una serie de marchas organizadas, por primera vez en 1970, en Nueva York y Los Ángeles en el aniversario de los acontecimientos. Esto indicaba que algo estaba naciendo. Las autoridades dejaron de ver a la comunidad homosexual como un grupo de seres marginados y se dieron cuenta de que, independientemente de su condición sexual, eran un grupo ciudadano unido que exigía hablar y hacerse escuchar.

Por los trágicos acontecimientos, y en recuerdo a esa triste jornada, desde ese entonces la conmemoración de esta revuelta ha quedado marcada en la historia como el 28 de junio: Día por la Liberación Sexual en los Estados Unidos y el Mundo. En 1985, durante una conferencia internacional de coordinadores de asociaciones de homosexuales, transexuales y bisexuales, se decidió elegir el día de los acontecimientos del Stonewall como el Día del Orgullo Lésbico, Gay, Bisexual y Transexual (LGBT).

Surge una generación de liderazgo LGBT

Harvey Bernard Milk fue un político y activista gay estadounidense que se convirtió en el primer hombre abiertamente homosexual en ser elegido para un cargo público en los Estados Unidos, como miembro de la Junta de Supervisores de San Francisco. Fue asesinado el 27 de noviembre de 1978. Recientemente se grabó una película sobre él que se titula “Milk”.

Desde 1985 y luego de algunos derechos alcanzados por esta población, las manifestaciones se denominan Gay pride. Las marchas por el Orgullo LGBT se realizan en muchos lugares del mundo y el objetivo de las manifestaciones es rechazar los diferentes tipos de discriminación que afrontan por su condición sexual, por la manera como expresan su afectividad y porque son la minoría –se calcula que sólo el 10% de la población mundial es LGBT–. Por ello, cada año en junio se hace un recordatorio para seguir pidiendo la no discriminación y la igualdad de derechos de un grupo que merece vivir dignamente como seres humanos y como ciudadanos y ciudadanas.

Las marchas tienen también como propósito enfrentar la homofobia, característica de las sociedades patriarcales, que cobra vida con la la aversión, odio, miedo, prejuicio o discriminación contra hombres o mujeres homosexuales.

También las marchas sirven para elevar denuncias: 91 países, 85 de los cuales son miembros de las Naciones Unidas, continúan considerando un delito las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, estableciendo diversas penas que van desde multas económicas hasta prisión de por vida, según reveló un estudio de la Asociación Internacional de Gays y Lesbianas (ILGA, por su sigla en inglés).

Marchas en Colombia

En Colombia la homosexualidad no es delito desde 1980 y la Constitución de 1991 protege el libre desarrollo de la personalidad.

Sin embargo, los fundadores en los años 70 del movimiento de liberación homosexual en Colombia, León Zuleta y Manuel Velandia, sufrieron varios hostigamientos. Manuel Zuleta fue asesinado y Manuel Velandia, víctima de atentados contra su vida, vive hoy exiliado en España. Muchos dirigentes homosexuales han sido amenazados y reiteradamente han recibido panfletos por parte de las AUC, las guerrillas y otros grupos de mal llamada ‘limpieza social’.

Desde 1970, gracias a Zuleta y Velandia, todos los años se realizan marchas por los derechos de la ciudadanía y el orgullo LGBT en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y otras ciudades.

La comunidad LGBT cuando marcha pide respeto, derecho a la afectividad, salud, educación, empleo, pensiones de jubilación, acceso al crédito, espacios de diversión, dignidad humana, uniones de parejas homosexuales, posibilidad de formar y conservar familia. Derechos que, a pesar de ser garantizados en la Constitución, son negados por la homofobia y por el rechazo que ésta obliga a los homosexuales a afrontar, en especial en algunas regiones del país.

* Abogado y editor web @OrgulloLGBT.

http://elturbion.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s