Wilber Cortés Acosta es torturado por policías especializadas en Chiapas

Publicado: 29 agosto 2012 de Centro Independiente de Noticias en avisos urgentes, DD.HH./Violaciones, denuncias, México, violaciones a DDHH/policía, [chiapas]
Etiquetas:, ,

[Aviso Urgente][México / CDH Frayba]

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México
28 de agosto de 2012
Boletín No. 17

• La Procuraduría General de Justicia del Estado de Chiapas, continúa utilizando la tortura como método de investigación policial.

• Wilber Cortés Acosta es torturado por policías especializadas y por el Fiscal del Ministerio Público de Distrito Selva

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) documentó la tortura de la cual fue objeto Wilber Cortés Acosta (en adelante Wilber) que según testimonio, testigos y peritaje psicológico basado en el protocolo de Estambul, fue privado arbitrariamente de su libertad y torturado, el 22 de enero de 2011, en la ciudad de Palenque, por integrantes de la Fiscalía de Distrito Selva.

Según datos proporcionados al Frayba, meses después, debido al temor por su vida y la de sus familiares, Wilber informó que el día 22 de enero de 2011, aproximadamente a las 23:00 hrs., la policía especializada adscrita a la Fiscalía de Distrito Selva allanó su domicilio entrando de manera violenta, golpeando a Wilber y a su esposa y deteniéndolo frente a su hijo menor de edad, “me subieron a la camioneta, me pegaron en las costillas, uno sacó un aparato y me dio toques eléctricos en la espalda”.

Según datos documentados, Wilber refiere que fue trasladado, con los ojos vendados y las manos amarradas, a un lugar desconocido, en donde continuaron golpeándole, ahí escuchó que mencionaban a un licenciado de apellido Burguete. Acto seguido fue trasladado al parecer a la Guarnición de la 38o Zona Militar en la ciudad de Palenque, ahí le dieron patadas en el estómago y en la cara, así como toques eléctricos en la espalda como en los testículos, “pero cuando me dieron los toques eléctricos en el cuello fue cuando caí desmayado”. Según testimonio, los torturadores le preguntaban sobre si había participado en asaltos a unos camiones o si había participado en algún secuestro y, al negar cualquier participación en algún hecho delictivo, Wilber fue llevado a un baño en donde lo asfixiaron con agua en la nariz y en la boca. Ya sin la venda en los ojos, pudo reconocer el lugar donde se encontraba y le exigían firmar documentos “como no quise firmar me dieron toque eléctricos en la espalda”, indica en su testimonio.

Según la información con la que cuenta el Frayba, la tortura se extendió hasta el día 23 de enero; durante ese día fue expuesto a los rayos del sol por un largo periodo con solo un short como vestimenta. Ese mismo día fue trasladado a la Agencia del Ministerio Público en Palenque, en donde policías continuaron golpeándole, así como lo amenazaban de matar a su familia. En ese lugar sus familiares pudieron tener acceso a él y observaron las lesiones que presentaba, por lo que dieron parte a la Visitaduría del Consejo Estatal de Derechos Humanos (CEDH) en la ciudad de Palenque, quienes dieron fe de la situación, así como de constancia médicas que dan el verificativo de las lesiones.

Según valoración médica independiente, a Wilber se le aplicaron métodos de tortura como son golpes, toques eléctricos, privación sensorial, posición forzada, asfixia, amenazas de muerte a su familia, amenazas, humillación, entre otros técnicas psicológicas para destruir a la persona de manera psíquica y mental. Según informe médico independiente Wilber, tiene consecuencias físicas y psicológicas por la tortura sufrida hace más de un año.

Durante el trabajo de documentación que el Frayba realizó, se han podido identificar como responsables de estos hechos a elementos del Ejército mexicano destacamentados en la Guarnición Militar de Palenque de la 38° Zona Militar; además Luis Alberto Méndez Hernández (jefe de grupo), Javier Hernández Cancino (agente), Guillermo Gordillo López (comandante regional zona selva), todos ellos agentes de la policía especializada; Fiscal del Ministerio Publico de la Mesa de Trámite No. 05, Lic. Marco Antonio Burguete Ramos, de la Fiscalía de Distrito Selva; así como el Médico legista Dr. José Zetina Sánchez de la Subdirección de Servicios Periciales Zona Selva y, en ese entonces, el Fiscal de Distrito Jorge Luis Llaven Abarca, actualmente delegado de la Procuraduría General de la República en Chiapas.

Es importante mencionar que tanto Wilber, como su familia no denunciaron los hechos a otra instancia porque esperaban que el CEDH realizara alguna acción en contra de los perpetradores de la tortura, sin embargo, a dicho de los familiares esta institución pública no realizó acción alguna. Así también Wilber y su familia tienen temor de actos en contra de su vida, libertad, integridad y seguridad personal por denunciar estos hechos.

Actualmente Wilber se encuentra detenido en el Centro Estatal para la Reinserción Social de Sentenciados (CERSS) No. 17, acusado como probable responsable del delito de privación ilegal de la libertad, en su modalidad de plagio o secuestro y delincuencia organizada, en la causa penal 32/2011 ante Juez Penal en Catazajá, Chiapas,

Ante estos hechos el Frayba condena el uso reiterado de la tortura como método de investigación policial, estos actos se han convertido en un modus operandi de las policías y fiscales del estado de Chiapas, que “combaten al crimen organizado” por lo que se han convertido en profesionales de la tortura, para justificar su trabajo precario y deficiente en cuanto a la investigación judicial, vulnerando los derechos humanos de las personas a quienes se le cometen crímenes de lesa humanidad, tal como lo refieren instrumentos internacionales signados y ratificados por el Estado mexicano, por lo que exigimos:

A las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Chiapas, aplicar y dar cumplimiento a la Ley para Prevenir y Sancionar la Tortura del Estado de Chiapas, así como a los instrumentos internacionales de derechos humanos en la materia.

Se investigue y se sancione a los servidores públicos involucrados en los hechos de tortura y que estuvieron encargados de la detención y tortura de Wilber Cortés Acosta.

Que se protegen y garanticen los derechos a la seguridad e integridad personal de Wilber y sus familiares.

Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas A.C.
Calle Brasil #14, Barrio Mexicanos,
San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México
Código Postal: 29240
Tel +52 (967) 6787395, 6787396, 6783548
Fax +52 (967) 6783551
medios@frayba.org.mx
www.frayba.org.mx

¡Levanta la voz en contra de las violaciones a Derechos Humanos!

↓ Difunde la información en las redes sociales ↓

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s