Represión durante protesta en Madrid causa decenas de heridos y detenidos

Publicado: 26 septiembre 2012 de Centro Independiente de Noticias en DD.HH./Violaciones, internacional, violaciones a DDHH/policía
Etiquetas:,

[España/ El Universal]

Según un balance provisional entrada ya la noche, 32 personas resultaron heridas, entre ellas cuatro policías. La policía, que mantuvo blindado el Congreso de los Diputados desde la mañana, realizó una veintena de detenciones. Uno de los heridos, con una patología cervical previa, se encontraba grave. Miles de personas, muchas llegadas desde fuera de Madrid, se habían ido concentrando desde la tarde en las inmediaciones del Congreso de los Diputados, acusando a los políticos de tener “secuestrada” la democracia.

EL UNIVERSAL
martes 25 de septiembre de 2012

Madrid.- Las inmediaciones del Congreso de los Diputados español, en el centro de Madrid, fueron esta noche escenario de enfrentamientos entre la policía, que cargó, y personas que protestaban por la crisis económica que atraviesa España y acusaban a los políticos de tener “secuestrada” la democracia.

Según un balance provisional entrada ya la noche, 32 personas resultaron heridas, entre ellas cuatro policías. La policía, que mantuvo blindado el Congreso de los Diputados desde la mañana, realizó una veintena de detenciones. Uno de los heridos, con una patología cervical previa, se encontraba grave, informó DPA.

La primera carga de los antidisturbios se produjo por la tarde, cuando un grupo de manifestantes intentó rebasar desde la Plaza de Neptuno, cercana al Congreso de los Diputados, una barrera de seguridad para acercarse a la cámara, en la que se celebraba un pleno.

A partir de ahí se repitieron las cargas, con porras y lanzamiento de pelotas de goma, en la Plaza de Neptuno y en otras zonas cercanas, pero los antidisturbios no habían logrado despejar las protestas entrada la noche. A última hora de la tarde, las autoridades cifraron en 6.000 los manifestantes, pero el número de personas protestando fue creciendo según pasaban las horas.

Miles de personas, muchas llegadas desde fuera de Madrid, se habían ido concentrando desde la tarde en las inmediaciones del Congreso de los Diputados, acusando a los políticos de tener “secuestrada” la democracia.

Respondían a una iniciativa ciudadana que bajo el nombre de “25-S. Rodea el Congreso” había llamado a cercar la cámara, instando a la dimisión del gobierno de Mariano Rajoy, la disolución del Parlamento y a un nuevo proceso constituyente, pese a las advertencias del Ejecutivo y a que la ley prohíbe manifestaciones junto al Congreso cuando los diputados están reunidos.

La convocatoria se extendió a través de las redes sociales. Tres marchas desde tres puntos del centro de la ciudad debían confluir en la cámara baja del Parlamento español para rodearla, pero el fuerte despliegue de seguridad, con más de 1.300 policías y varios anillos de vallas de seguridad, lo impidió.

Desde dentro del Congreso se oyeron los gritos de los manifestantes. “Estamos parapetados y aislados”, dijo una diputada. Los representantes de Izquierda Unida (IU), que apoyaba la protesta, salieron por momentos de la cámara para sumarse a ella, pero algunos fueron abucheados.

Un helicóptero de la policía sobrevoló la zona durante horas y decenas de antidisturbios, con el rifle para lanzar pelotas de goma en mano, tomaron y cortaron varias calles mientras se recrudecía la protesta. Los antidisturbios entraron también en la estaciones de metro y tren de Atocha, según testigos.

Una parte importante de los manifestantes protestó de forma pacífica, sentados en muchas ocasiones en el suelo y con los brazos en alto. “ÑGobierno dimisión!”, gritaban entre otras consignas. Pero entre los manifestantes hubo también quienes lanzaron trozos de vallas y otros objetos contra la policía.

Las protestas de hoy demuestran el descontento de una parte de los ciudadanos españoles por los recortes y la gestión de la crisis. Y van más allá de las que habían tenido lugar hasta ahora en el marco de la grave situación económica que atraviesa España y sus consecuencias sociales.

Los manifestantes acusaron a los políticos de tener “secuestrada” la democracia y demandaron una nueva Constitución para el país, en el que la situación actual, según aseguraron, es consecuencia de “un sistema condicionado y coaccionado por los mercados, que es a todas luces insostenible”.

http://www.eluniversal.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s